La denuncia de una menor ha servido para que el grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Alcoy desarticule una red clandestina de prostitución que captaba mediante engaños a mujeres, en algunos casos menores.

Las dos personas que trataron de convencer a la joven le explicaron que se trataba de ejercer la prostitución y que si accedía ganaría mucho dinero. En vista de la negativa de la chica le ofrecieron grandes ganancias si captaba amigas suyas para prostituirse y vender tarjetas de visita con imágenes de mujeres desnudas en posturas explícitamente sexuales, necesarias para poder acceder a los servicios de prostitución. La información facilitada por la Policía Nacional subraya que esta red clandestina se dedicaba a captar para prostituirse tanto a personas mayores como a menores de edad. Además, en algunos casos se trataba de personas que habían sufrido abusos sexuales con anterioridad, aspectos conocidos por la organización.

La práctica de la prostitución se realizaba en habitaciones de apartamentos alquilados con nombres falsos.